👩‍💻 👨‍💻 La tecnología como brecha social

Un aporte a Yorokobu

Hace unos días Borja Ventura me pidió mi opinión para @YorokobuMag junto a @fanetin y JC Sánchez de @losdelvolcan sobre como la tecnología ha generado una mayor brecha social. El resultado es el artículo en la revista Yorokobu “La tecnología es la última brecha social”.

Los que estéis leyendo CluPad desde hace un tiempo, ya habéis podido detectar que el tema de la discriminación a causa de la tecnología es un tema que tiene múltiples caras. Por si queréis recuperar alguno de los temas que he tocado, os pongo los números en los que he escrito sobre el tema de una u otra manera:

Para complementar el artículo de Yorokobu, os comparto los aportes que le hice llegar para el artículo.

La pandemia ha acelerado la digitalización y eso ha agrandado las brechas sociales a través de las tecnológicas: ¿hemos llegado más rápido a un escenario previsible o el escenario es peor de lo que iba a ser por culpa de la pandemia?

La pandemia ha acelerado la necesidad de la transformación digital de muchos sectores de la sociedad y en algunos casos el escenario es peor del que se había previsto en un primer momento.

La educación es uno de los mejores ejemplos. Pese a los esfuerzos que muchas administraciones y trabajadores del sector han hecho, ha quedado de manifiesto que sin un cambio en las metodologías y en las herramientas de soporte, la exclusión que buena parte del alumnado ha sufrido se puede agrandar.

Niños y niñas sin dispositivos adecuados para seguir las clases a distancia, centros sin la tecnología adecuada y profesores sin las habilidades necesarias para poder cerrar esa brecha digital.

En otros ámbitos ha ocurrido algo parecido. Las Pymes son objeto ya desde hace algún tiempo de procesos de transformación digital, pero el empujón que han sufrido con los cierres las está abocando a un nuevo escenario en el que si no tienes esa tabla de salvación que puede suponer lo digital, naufragas.

¿Basta con el reciclaje profesional para reincorporar a ‘mayores’ al mercado laboral?

No es solo una cuestión de reciclaje profesional, también tiene que producirse un cambio de actitud por parte de las empresas hacia estos nuevos profesionales.

Siguen habiendo muchas barreras como el sexo o la edad.

Por ejemplo, en el campo de la tecnología vemos que es un sector muy masculinizado, sobre todo en algunos sectores como el de la Inteligencia Artificial. También podemos ver que en un ecosistema startup la media de edad es relativamente baja, por lo que la inclusión de perfiles mayores es un problema.

Una consecuencia evidente es la laboral, pero ¿cuál es la peor consecuencia de las brechas tecnológicas?

Sin lugar a dudas la exclusión social.

No es solo no poder acceder a determinados puestos de trabajo, sino que esa misma barrera tecnológica excluye a muchas personas de poder realizar tramitaciones online, pedir ayudas, recibir información adecuada o sencillamente poder comunicarse y relacionarse con amigos y familiares.

¿De qué forma se acaba con las brechas tecnológicas?

Tiene que haber inversión por parte del estado, pero también por parte del sector privado.

Es un juego Win-Win, en el que debemos ganar todos, por lo tanto, hace falta la colaboración de todo el mundo. Y esa inversión se debe realizar en formación, concienciación e infraestructuras.

Sobre el cierre de Yahoo Respuestas