#Tendencia: Tráfico de dominio privado

Hacia dónde van las redes sociales

Las Big Tech se centran cada vez más en convertir a los usuarios ocasionales en usuarios dedicados, en captar el "tráfico público" y convertirlo en "tráfico privado". Es decir, que el objetivo que tienen es que dentro de cada red social, dentro de cada app tengas todo lo que necesitas. En definitiva, que esa app sea todo tu Internet.

Hay muchas pistas que indican que ese es el camino que están haciendo. Por ejemplo, el social commerce. Todo aquel comercio electrónico que se realiza dentro de apps como Instagram. Otro ejemplo, poder realizar pagos desde la misma plataforma. Es el caso de WhatsApp en algunos países. O incluso tener su propia moneda para ser el propietario de todo un ecosistema financiero, como es el intento que hizo Facebook con su criptomoneda.

Pero mientras que aquí, en occidente, vemos intentos de ir hacia este panorama. En China ya hace tiempo que aplicaciones como WeChat son una navaja suiza que le permite al usuario hacer de todo. Comprar comida, entradas, hacer pagos, ver contenido bajo demanda, mensajería instantánea y todo lo que podáis imaginar.

El artículo de Protocol “China’s private traffic obsession” pone el dedo en la llaga de la necesidad de este tráfico de dominio privado. Según explica «adquirir nuevos usuarios es cada vez más caro a medida que el crecimiento de Internet se ralentiza. Por ello, las grandes empresas tecnológicas intentan profundizar en los que ya tienen.»

Retener al usuario se convierte en una necesidad para monetizarlo, pero también para poder obtener más y más datos sobre su comportamiento. Si hasta ahora las redes sociales sabían de nosotros lo que nos interesa, nuestros horarios, ubicaciones y con quién nos relacionamos. Llegamos a una fase en la que quieren el pack entero. Quieren saberlo todo, incluidas nuestras finanzas. Nuestra capacidad monetaria, en que gastamos el dinero y cómo lo gastamos. Datos que seguro alimentarán a algoritmos de Inteligencia Artificial de tal modo que nos harán comprar incluso aquello que no nos hace falta. Por lo tanto, modificando nuestro comportamiento.

Si las redes ya habían contribuido a generar burbujas, ahora pretenden ofrecernos un internet privado del que no tendríamos necesidad de salir. Imaginar el impacto que eso puede tener en cuanto a fuentes de información. Yo no sé que haría si tuviera que informarme solo a través de Facebook. También en el aspecto relacional. Si solo me comunico a través de WhatsApp el uso mismo de la aplicación modelará el tipo de comunicación que lleve a cabo.

No perdamos de vista el concepto de “tráfico de dominio privado” porque estoy seguro de que va a dar mucho que hablar.

¿Qué es la Happycracia?

Creo que la felicidad existe como un negocio. En las últimas décadas ha sido una de las industrias que más fuertemente ha crecido y que más beneficios ha dado, porque capitaliza el malestar y se nutre también de él. Uno se puede preguntar cómo es que, a estas alturas, no seamos todos y todas ya felicísimos. La respuesta es obvia: ni existen tales claves para ser más felices, ni por tanto las ha descubierto nadie.

Edgar Cabanas en Aprendemos Juntos

Noticias que no debes dejar escapar

Slang Tech Basics

  • Tráfico de dominio privado: Usuarios fidelizados en una aplicación o plataforma para que todo su tráfico en Internet sea a través de ella.

  • Social Commerce: Básicamente todo aquel comercio electrónico que se produce dentro de Redes Sociales.

  • WeChat: Es una aplicación multipropósito china desarrollada por Tencent que ofrece servicios de mensajería y llamada gratis, redes sociales, un sistema de pago online, entre otros servicios.

  • Retener: Conseguir que un usuario siga utilizando determinados servicios. Evitar que utilice otras opciones.

  • Monetizar: Referido a los usuarios significa convertirlos en dinero mediante sus datos, sus compras…