📚 🤓 En Beta Permanente y el Life Long Learning

LifeLong Learning as code

Desde siempre he sentido curiosidad por muchos temas y el autoaprendizaje ha sido una de las herramientas que han impulsado mi crecimiento profesional, y personal. He realizado cursos, leído mucho y trasteado con todo lo que se me ha puesto por delante. El Beta Permanente puede que sea algo viejuno, algo de la época de la web 2.0, pero para mí es algo todavía totalmente válido.

El Beta Permanente es una actitud que permite el cambio y la adaptación continuada a los escenarios que se nos presentan. Un entorno que cambia, exige que nos adaptemos de manera constante y tener eso como guía ayuda a vencer resistencias al cambio y sobre todo a ser innovadores con uno mismo y en determinados momentos, disruptores.

El Life Long Learning o educación permanente es otro elemento que permite tener esa actitud pro aprendizaje, ya sea por uno mismo o con la ayuda de terceros. Es el complemento perfecto para el cambio permanente, ya que para poder adaptarse hay que aprender. Y en ocasiones desaprender para poder incorporar nuevos conocimientos y nuevas maneras de hacer.

"Los analfabetos del siglo XXI no serán los que no saben leer y escribir, sino los que no pueden aprender, desaprender y reaprender" - Alvin Toffler.

En el mundo de los blogs tuve mi pequeña parcela, K-Government, que cuidé y alimenté durante más de trece años. Y más recientemente la puesta en marcha de CluPad ha vuelto a suponer un reto diario de aprendizaje y adaptación continua.

Otro elemento importante ha sido mi implicación en Redes Sociales, aunque en la actualidad básicamente en Twitter y un pequeño picoteo por el resto con el objetivo de conocerlas, estudiar los cambios que se producen y analizar comportamientos. Estas Redes Sociales, que a pesar de muchos, yo incluido, supusieron la muerte de la conversación más profunda y reflexiva que se producía en los blogs. Ahora, nos guste o no, vamos a golpe de clic, de like y de RT para mostrar algún tipo de interacción. La conversación se ha reducido al mínimo. En muchas ocasiones tengo la sensación de estar delante de muchos monologuistas que hablamos y hablamos sin tener la percepción de que alguien nos escuche, más allá de esos inputs que nos dan chutes de serotonina y que alimentan nuestro ego. Pero la economía de atención nos obliga un poco a ello.

La llegada de los Mooc - cursos masivos online - supuso para mí poder llegar a ámbitos de conocimiento, que de otra manera me hubiera resultado difícil alcanzar. Programación, análisis de redes, estadística y todo una colección de pequeñas piezas que he ido añadiendo poco a poco en mi quehacer diario con el objetivo de explotar aquello que me gusta, que me llama la atención. En estos momentos estoy con dos certificados oficiales de Google, el de análisis de datos y el de soporte TI.

Pienso que no hay que dejar de cambiar, de adaptarse, de aprender constantemente. Recientemente me he unido a Continual AI, una comunidad abierta de entusiastas del aprendizaje continuo y permanente. Además estoy explorando otras opciones que os explicaré en breve.

Quien sabe donde estaremos dentro de unos años… Pero estaremos 💪🏻

Noticias que no debes dejar escapar

Llegan los Amancios del AgitProp a la campaña madrileña