📚 10 libros que respaldan que Ada Colau deje Twitter

En favor de la desconexión digital y por una mejor política

Siempre he sido un defensor del punto de vista que para gestionar una identidad digital hay que estar en el sitio adecuado. Es decir, que para defenderte de lo que dicen de ti en Twitter, tienes que estar en Twitter. Pero también he defendido que un político o una formación política no tiene por qué estar en todas las redes.

Hemos visto muchas veces que en el momento que se abre un nuevo espacio digital empieza a ser colonizado por perfiles políticos aprovechando el hype, el momento con el mero objetivo de buscar la foto. Y no por eso el uso que se ha hecho de estos espacios ha sido el más adecuado. Quedando en muchas ocasiones abandonados por inanición pasada la moda o el impacto inicial.

Este no es el caso de Ada Colau, más bien todo lo contrario. Pese a que desde mi punto de vista ha realizado una gestión adecuada de su canal de Twitter, ha decidido abandonarlo.

Ada Colau, con sus más de 900.000 seguidores ha tomado una determinación. Abandonar Twitter esgrimiendo los siguientes argumentos:

  • Quiere hacer buena política y argumenta que Twitter no le deja.

  • Un argumento de peso es la intoxicación de la conversación en esta red social, la polarización y el uso interesado de tergiversar y de trolear cualquier intento de diálogo y de discusión.

  • Pone sobre la mesa un concepto del que ya hemos hablado en alguna ocasión, el FOMO (Fear Of Missing Out) y la tiranía que las redes imprimen exigiendo presencia continuada y opinión sobre todo eliminando el debate reflexivo e incluso contradictorio que una persona puede tener en su interior sobre multitud de temas.

  • Critica el algoritmo que empuja el lado negativo de la conversación, haciendo aflorar lo peor de los usuarios que se sienten protegidos por la pantalla y con la patente de corso de poder decir lo que quieran.

  • Reclama su derecho a la desconexión, como persona y como política.

  • Expresa su deseo de recuperar la perspectiva desde fuera de la red social para poder ver las cosas con más calma y poder reflexionar más.

La noticia ha sido recogida en multitud de medios. Desde luego no es la primera personalidad que abandona Twitter por razones similares. Hace unos días Chrissy Teigen con más de 13 millones de seguidores tomó una decisión similar. Y es que plantearse un cierre de determinadas Redes Sociales puede ser una buena decisión a tener en cuenta.

Podemos leer muchos libros que abogan por dejar las redes sociales, por reducir el ruido que nos llega de Internet, que argumentan que el uso de determinadas herramientas cambia por completo nuestra manera de hacer las cosas, que piden ser más humanos en un mundo de máquinas y que explican que las Redes Sociales son verdaderas máquinas de adicción. En fin, tenemos muchos argumentos que justifican una decisión como la que ha tomado Ada Colau.

Para entender su decisión os propongo 10 libros:

  1. Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato de Jaron Lanier: Explica con una contundencia abrumadora cómo las redes sociales están convirtiéndonos en personas rencorosas, tristes, asustadizas, poco empáticas, aisladas y triviales. Todo ello debido a la tendencia de las redes a sacar lo peor de nosotros, a convertir la política en algo terrorífico, a engañarnos con ilusiones de popularidad y éxito, a cambiar nuestra relación con la verdad, a desconectarnos de la gente, aunque estemos más conectados que nunca, y a coartar nuestra libertad con implacables anuncios especialmente dirigidos.

  2. Noise: Living and Leading When Nobody Can Focus de Joseph McCormack: En la actual era digital, cada vez es más difícil mantener la concentración. Los teléfonos inteligentes, las tabletas, los relojes inteligentes y otros dispositivos compiten constantemente por nuestra atención. Tanto en los negocios como en la vida, nos bombardean constantemente con tweets, likes, menciones y un flujo constante de información. La incapacidad de prestar atención afecta al liderazgo. No es de extrañar que la capacidad de atención se haya reducido. Los líderes a menudo tienen dificultades para abordar las cuestiones importantes y centrarse en todo lo que requiere atención.

  3. Superficiales: ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? de Nicolas Carr: La Red nos está reconfigurando a su propia imagen, volviéndonos más hábiles para manejar y ojear superficialmente la información pero menos capaces de concentración, contemplación y reflexión. Este libro cambiará para siempre nuestro modo de entender y aprovechar las nuevas tecnologías.

  4. Hello World: How to be Human in the Age of the Machine de Hannah Fry: Hannah Fry nos lleva a conocer lo bueno, lo malo y lo francamente feo de los algoritmos que nos rodean. En Hello World nos descubre su funcionamiento interno, demuestra su poder, expone sus limitaciones y examina si realmente suponen una mejora respecto a los humanos a los que sustituyen.

  5. The Twittering Machine de Richard Seymour: Los antiguos ejecutivos de la industria social nos dicen que el sis­tema es una máquina de adicción. Somos usuarios que esperamos histéricos nuestro próximo éxito, con sus likes, sus comentarios y su difusión compartida. Escribimos a la máquina como individuos, pero esta nos responde agregando nuestros deseos, fantasías y debilidades, y convirtiéndolo todo en datos. Nos transformamos, queramos o no, en una experiencia de mercancía.

  6. The People vs. Tech de Jamie Bartlett: es un relato apasionante de cómo nuestro frágil sistema político está siendo amenazado por la revolución digital. Bartlett explica que si defendemos seis pilares clave de la democracia, podemos salvarla antes de que sea demasiado tarde.

  7. The Four-Dimensional Human: Ways of Being in the Digital World de Laurence Scott: Cada uno de nosotros existe en un espacio físico tridimensional. Pero, a medida que una constelación de fenómenos digitales cotidianos reconfigura nuestras vidas, nos vemos cada vez más obligados a abandonar la contención de nuestro yo predigital para entrar en una cuarta dimensión inquietante, un mundo de comunicación incesante, información instantánea y conexión global. ¿Cómo vivimos en público con estas vidas privadas recodificadas?

  8. Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kahneman: Una animada reflexión sobre cómo pensamos, Kahneman consigue revelar cuándo podemos confiar en nuestras intuiciones y cuándo no, y de qué modo podemos aprovechar los beneficios del pensamiento lento.

  9. The Hype Machine: How Social Media Disrupts Our Elections, Our Economy and Our Health de Sinan Aral: Hemos creado tecnologías que amplifican masivamente las formas en que interactuamos unos con otros, automatizadas por la inteligencia de las máquinas que están diseñadas para informarnos, estimularnos y entretenernos. El conjunto de estas tecnologías constituye lo que Sinan Aral denomina la "Máquina del Hype". Plataformas digitales como Facebook, Snapchat y Twitter están inyectando la influencia de los compañeros en nuestras decisiones diarias, impulsando los productos que compramos, cómo votamos e incluso a quién amamos.

  10. Digital Life de Tim Markham: Tim Markham sostiene que lo que significa vivir ética y políticamente se realiza a través de la experiencia cotidiana de la vida digital, y no a pesar de ella. Basándose en un amplio abanico de filósofos, desde Hegel y Heidegger hasta Levinas y Butler, investiga lo que realmente está en juego en medio de las constantes distracciones de nuestro mundo saturado de medios de comunicación, el modo en que nos presentamos a ese mundo a través de las redes sociales y la implacable marcha de los datos en todos los aspectos de nuestras vidas.

👓 Leer os hará libres…

Actualización: Artículo en ElDiario.es que amplía la información sobre el tema.